Usando miles de grabaciones acústicas recopiladas en todas las etapas de la vida de los cerdos, un equipo de 16 investigadores de Dinamarca, Suiza, Francia, Alemania, Noruega y la República Checa asegura que ha traducido sus gruñidos para entender sus emociones reales en distintas condiciones.

El proyecto de investigación Soundwel ha sido dirigido por la Universidad de Copenhague, la ETH de Zúrich y el Instituto Nacional de Investigación para la Agricultura, la Alimentación y el Medio Ambiente (INRAE) de Francia, y con ella sus investigadores señalan que se puede mejorar el bienestar animal en el futuro. Los resultados del estudio se han publicado en la revista Nature.

Seguir leyendo en portalveterinaria.com