Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras hacer un balance del 2022 en el sector porcino, incide en que los costes de producción se han disparado en el último año y pide más apoyo por parte de la Administración para poder aplicar a ayudas que atenúen ese aumento.

Unión de Uniones denuncia que, si bien los precios en lonja subieron el pasado año un 17%, el capítulo de la alimentación de los animales lo hacía en un 37%, lo que supone una evidencia de que los productores no sacan rentabilidad por su carne.

Seguir leyendo en agrodigital.com