El bienestar animal es un elemento que influye cada vez más en la opinión de la sociedad sobre la ganadería, basado en la creciente conciencia sobre la capacidad de sufrimiento y las emociones en los animales. Esto hace que se convierta en una prioridad para la sociedad europea, tal como indican las cifras del último Eurobarómetro (2023), así como un criterio de calidad a la hora de comprar productos de origen animal. Además, el bienestar animal influye directamente sobre la productividad ganadera, la calidad de los productos de origen animal y la salud humana.

La mejora en el bienestar animal también contribuye a la prevención de enfermedades transmisibles y combate la resistencia a los antimicrobianos, haciéndolo un componente clave de la ganadería moderna. El concepto de bienestar animal abarca tanto el bienestar físico como mental, lo que demuestra su naturaleza multidimensional. De hecho, la definición más actualizada del bienestar animal se basa en cinco dominios, incluyendo nutrición, alojamiento, salud, comportamiento y estado mental, y para conseguir un bienestar animal satisfactorio, todas estas necesidades tienen que cubrirse.

Seguir leyendo en portalveterinaria.com