Las empresas que cuentan con la certificación INTERPORC Animal Welfare Spain (IAWS) llevan años incorporando voluntariamente cámaras de videovigilancia en los mataderos, por lo que están perfectamente preparadas para una medida que próximamente se va a convertir en obligatoria por ley.

De este modo, el anuncio de la previsible aprobación inmediata del Real Decreto de Videovigilancia en Mataderos por parte del Ministerio de Consumo no supone más que la confirmación del camino de transparencia emprendido hace años por granjas, industrias y mataderos de porcino para responder a las demandas de los nuevos consumidores.

Seguir leyendo en agrodigital.com