La carne de porcino fresca y congelada apenas supone el 0,65% de la cuota de desperdicio de alimentos en los hogares españoles. Eso la convierte en la línea de productos con menor proporción de desperdicios del sistema alimentario español, según los datos del Ministerio de Agricultura elaborados por la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC).

Así lo destaca INTERPORC con motivo del Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, que se celebró ayer, y que pone de manifiesto que la carne y elaborados del porcino se encuentran entre las líneas de productos con menor proporción de desperdicio en los hogares españoles. A ello contribuye principalmente su versatilidad y rapidez de preparación, que permite su utilización y aprovechamiento en múltiples recetas.

Seguir leyendo en agrodigital.com