La fiebre por invertir en plantas que generen energía renovable y promuevan una economía circular, llega de nuevo a Segovia. La empresa española Libergia, especializada en el desarrollo, coinversión, construcción y puesta en marcha de proyectos industriales, aterriza en Carbonero el Mayor para levantar unas instalaciones que permitirán dar un destino renovable a los desechos agrícolas y ganaderos de la zona.

La nueva planta, que contará con una inversión de 50 millones de euros y creará 20 puestos de trabajo directos y 50 indirectos, está previsto entre en funcionamiento en año y medio.

Seguir leyendo en El Español