“Italia dice no a los alimentos sintéticos y a la carne sintética”. Así lo afirmó el ministro de Políticas Agrarias de Italia, Francesco Lollobrigida, tras ser aprobado, el martes pasado, un proyecto de ley que prohíbe la producción, comercialización e importación de esta alternativa a la carne convencional.

Tal y como ha argumentado el ministro de Políticas Agrarias italiano en sus redes sociales se trata de una ley “en defensa de la salud de los ciudadanos, de nuestro modelo productivo, de nuestra calidad, de nuestra cultura, simplemente de nuestra soberanía alimentaria”.

Seguir leyendo en Cárnica