A pesar de la coyuntura actual, el sector porcino terminó 2022 como el segundo exportador mundial y líder europeo en producción, con un volumen de 2,93 millones de toneladas por un valor de 8.279 millones de euros. Así lo han explicado esta mañana Alberto Herranz y Daniel de Miguel, director y director Internacional de INTERPORC, respectivamente, durante la presentación del balance de las cifras del pasado año.

Aunque en volumen se han exportado 160.000 toneladas menos, en valor se ha producido, según ha matizado Herranz, un crecimiento de 560 millones de euros, lo que arroja un saldo comercial positivo de 7.720 millones de euros

Seguir leyendo en Cárnica