Un estudio muestra que la exposición a microbacterias inactivadas tiene efectos positivos a nivel clínico, patológico e inmunológico frente a otros patógenos bacterianos.

¿Y si un inmunoestimulante basado en la bacteria Mycobacterium bovis, causante de la tuberculosis animal, pudiese ayudar a proteger frente a la salmonelosis? Científicos del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC-CSIC,
UCLM, JCCM), la Universidad de Córdoba, el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET) de la Universidad Complutense de Madrid y Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (NEIKER) han usado M. bovis inactivado por calor frente a la salmonelosis causada por Salmonella enterica serovar Choleraesuis (S. Choleraesuis) en cerdos. Para ello, han aprovechado un mecanismo de protección inespecífica denominado «inmunidad entrenada».

Seguir leyendo en portalveterinaria.com